Dot, así funciona un reloj inteligente para ciegos

0
44

Estamos acostumbrados a ver avances tecnológicos pensados para todos. La solución a muchos problemas nace de una necesidad o una carencia de una persona. Seguro que cada día consultas tu teléfono o reloj para saber la hora, pero hay quienes nunca han visto una pantalla y se manejan mejor con un móvil sencillo como el Nokia 3310. Para los invidentes también existe un smartwatch que responde al nombre de Dot por su pantalla que escribe en braille.

Una ‘pantalla’ hecha de puntos

Cuando ves un smartwatch te fijas en sus especificaciones. GPS, batería, bluetooth, RAM, procesador… y cuando acabas de leerlas te sorprende que todos esos chips entren en un espacio tan pequeño. Gracias al sentido de la vista puedes comunicarte con el dispositivo según los datos que aparece en la pantalla, aunque no tenga sonido. Para un ciego esto es imposible y por eso se ha creado Dot, un smartwatch para ciegos con pantalla en braille.

A diferencia de los smartwatch corrientes, hecho de aluminio tiene un ‘display’con 24 puntos mecanizados donde se muestra toda la información de notificaciones, mensajes y tiempo entre otros en el alfabeto de los puntos. Además, está dividido en dos secciones táctiles para facilitar su uso mediante pulsaciones. Se conecta al smartphone por vía Bluetooth y cuenta con los dispositivos de un reloj inteligente tradicional como giroscopio y acelerómetro. También servirá a su dueño para leer las notificaciones del navegador y saber que va por buen camino.

Este dispositivo no requiere de un gasto energético tan agresivo como el de una pantalla convencional así que su duración es mayor. Concretamente, utiliza una batería de litio de 400 mAh, suficiente para aguantar toda una semana sin necesidad de cargarlo en su estación.

Un wearable sin fronteras

Las personas invidentes se valen de muchas herramientas para afrontar su día a día. Con el smartwatch Dot cualquier persona que no pueda ver estará a la vanguardia de la tecnología con un dispositivo que puede leer y utilizar como cualquier otro. No se pierden funciones, sino que se reinventan y adaptan a las necesidades de las personas.

En cuanto a su precio, el smartwatch para ciegos Dot cuesta unos 280 euros al cambio y en su caja viene con su cable USB y estación de carga inalámbrica. Además, aunque el dueño no la aprecie, las correas son intercambiables en varios colores para lucir un accesorio útil para su día a día y con clase.

Dejar respuesta