La próxima multa que recibas por e-mail puede ser un virus

0
52

Cuando llega el cartero con una carta certificada puedes echarte a temblar, y más si el remitente es la Dirección General de Tráfico. en ese momento te acuerdas de ese pequeño flash que viste cuando circulaban a más de la velocidad máxima permitida por alguna vía, así que no te quedará más remedio que pagar la sanción. Lo mismo pasa si en tu bandeja de entrada del correo electrónico recibes un mensaje del Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (ESTRADA), que es el reclamo perfecto para colarte un virus en el equipo.

1487353231_978884_1487353926_sumario_normalHasta a los buenos conductores les pasa

Damos por hecho que eres de los que conducen con seguridad, aunque alguna vez hayas pisado el acelerador más de lo normal como le ha pasado al delantero del Real Madrid Karim Benzema. Como sabrás, el exceso de velocidad está castigado con el pago de 100 euros en las infracciones leves hasta los 600 euros con la consiguiente pérdida de seis puntos del carné en los casos más graves.

La notificación te llegará por vía digital si el Estado conoce tu dirección de correo electrónico, pero puede tratarse de una multa falsa que incluya un virus. Según comenta la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) se han dado casos de correos que suplantan a la ESTRADA para introducir un virus en tu ordenador.

El correo en cuestión vendrá con el asunto ‘Multa’, que ya es sospechoso por su simpleza. En su interior te encontrarás con una descripción de la sanción, pero lo que de verdad activa el software malicioso es el archivo adjunto. Disfrazado de un documento en Word, el fichero te pedirá un permiso de activación para ver correctamente el contenido. En caso de habilitarlo tu ordenador quedará infectado y tus datos quedarán expuestos ante la actividad de un algún hacker.

Consejos para no caer en la trampa

Este tipo de correos trampa siempre llaman la atención de las víctimas, que presas de los nervios se apresuran a ver qué radar les ha hecho la foto y cuánto tienen que pagar si es cierta. Por eso, lo primero que tienes que hacer es calmarte y desconfiar, incluso si es un conocido el que te lo manda. Lo mejor que puedes hacer en este caso es eliminar el correo de tu bandeja de entrada directamente, aunque si ya lo has abierto no hagas clic en el archivo adjunto como te comentábamos antes.

Esto también se aplica a los mensajes promocionales que te llegan por WhatsApp de parte de empresas. La mayor parte prometen grandes promociones y ofertas, pero es una tapadera para robar datos de tu teléfono y tus contactos.

Dejar respuesta