Visita el mundo entero, en tiempo real, con esta web de webcams urbanas

0
48

Viajar es algo que puede hacerse de la forma tradicional como es eligiendo un destino, reservando habitación, pasajes para el medio de transporte elegido, decidiendo la mejor ruta si vamos en coche, etc. O también a lo aventurero / mochilero, que es cogiendo la maleta o liándose el petate y a la aventura, a hacer auto-stop, ir en bicicleta o de la forma que sea y encontrarse con el mundo sin más.

Skylinewebcams.com

El mundo entero en tiempo real

Hay quien adora viajar, pero por razones como el trabajo, la familia o los ingresos sólo puede hacerlo durante sus vacaciones o directamente no puede…

Click para seguir leyendo

lo que le lleva a la frustración por el deseo no cumplido. Pero aunque sea un fastidio y nos amargue, podemos suplir esa carencia con pequeños trucos y tomarnos mini-vacaciones de -10 minutos en el destino soñado al que pronto o nunca iremos. ¿Cómo? Mediante un artilugio que es fuente de división entre los que odian estar bajo un proceso de vigilancia constante y los que las aprueban para sentirse más seguros: las webcam urbanas.

¿Estamos en mitad de un lunes y nos gustaría escaparnos a la Fontana di Trevi en Italia? ¿O qué tal pasar 5 minutos entre reunión y reunión en Las Vegas, en una playa de las Maldivas al anochecer o a bordo de un catamarán en las aguas de Tenerife? Pues puedes, todos podemos, sólo hace falta un dispositivo con conexión a Internet en el que abrir un navegador web y meter la dirección Skylinewebcams.com, una página web que recopila decenas de webcams urbanasinstaladas por todo el mundo que están emitiendo en tiempo real y nos permiten ver qué sucede gracias a la magia del Streaming.

Petra, tesoro de la Humanidad, en directo a través de esta webcam

Petra, tesoro de la Humanidad, en directo a través de esta webcam

La vuelta al mundo en 80 clicks

Con una emisión constante las 24 horas del día, la elección es nuestra, y según el estado de ánimo puede que nos apetezca ver el panorama de la ciudad que nunca duerme desde un rascacielos de Nueva York, o la aurora boreal en directo en el pueblo de pescadores de Henningsvaer en el archipiélago de Noruega. ¿Quizás el amanecer en los Dolomitas italianos, la lluvia ahora mismo en la Puerta del Sol de Madrid? O la majestuosidad de la mismísima fachada de Petra en Jordania con su ruido de fondo y el trasiego de gente. Como decimos el mundo entero al alcance del ratón.

Y aunque ni por asomo es lo mismo que estar físicamente en esos lugares, la idea de verlos en tiempo real nos acerca al tiempo que nos aleja un poquito de la aburrida realidad.

cerrar

Dejar respuesta